Exposicion Villa Nurbs en el Museu de Ceramica

 A partir del 19 de mayo, el Museu de Ceràmica de Barcelona presenta una exposición que recrea el proceso de creación de Villa Nurbs, un proyecto del arquitecto Enric Ruiz-Geli en el que la cerámica tiene un papel muy especial. Se trata de una vivienda unifamiliar en Empuriabrava (Girona), de formas vivas y onduladas, que aprovecha al máximo las características del hábitat y que tiene en las placas de cerámica de la fachada sur un elemento básico para protegerla de la radiación solar. Con la ayuda del ceramista Toni Cumella y el artista Frederic Amat, la Villa Nurbs tendrá, cuando se termine su construcción en mayo de 2009, una estructura orgánica que, vista desde arriba, se asemejará a los ojos de un insecto y, vista desde abajo, recordará a una “nave espacial” elevada del suelo con un esqueleto de acero recubierto de vidrio, cerámica, etfe y corian.

La muestra que presenta el Museu de Ceràmica permitirá descubrir los secretos de esta vivienda a través de maquetas, fotografías, planos y piezas de cerámica.

 
Villa Nurbs ha sido proyectada por Enric Ruiz-Geli casi como un experimento, a modo de “manifiesto arquitectónico” al estilo de lo que hicieron, en los años 30 del pasado siglo, Le Corbusier, con su Villa Savoye,  y Mies van der Rohe, con la Villa Tugendhat. Se trata de construcciones radicales que simbolizan la teoría arquitectónica del diseñador y que, en el caso de Villa Nurbs, se emplea como base para formular una nueva tesis sobre el vetusto tema de la vida de una familia en una casa ideal.
 
Sin embargo, la construcción de esta vivienda no es sólo experimental a nivel teórico, sino que la tecnología empleada para su diseño también ha sido innovadora. De hecho, el propio nombre de la casa, Nurbs, ya es una declaración de principios: Non-Uniform, Rational, Binary y Spline son los términos en los que se define una geometría capaz de describir en 3D cualquier forma inventada por el arquitecto. Así pues, a partir de los diseños de Ruiz-Geli se ha creado una estructura que se recubre, por la fachada sur, de placas de cerámica, cuya forma curvilínea ha sido definida también por ordenador. Este diseño se ha trasladado a un molde de poliestireno expandido que, bajo la supervisión del ceramista Toni Cumella, se han transformado en grandes piezas de gres suavemente moldeadas. Finalmente,  el artista Frederic Amat ha pintado a mano todas y cada una de estas placas para darle el toque final. 
 
Estas placas de cerámica, junto a las acuarelas del artista que sirvieron como base, las maquetas de la casa, los planos y las fotografías del proceso de edificación, podrán verse en la exposición “Villa Nurbs. Ceràmica i Arquitectura”, que el Museu de Ceràmica de Barcelona presentará del 19 de mayo al 30 de agosto de 2009. Se trata de una exposición que resalta el proceso creativo de un proyecto que se ha diseñado por entero con una tecnología muy utilizada en las herramientas CAD de las empresas de automoción y que poco a poco se emplea también en el campo de la arquitectura, porque permite proyectar, calcular y aplicar a la construcción curvas muy complejas mediante procesos controlados por ordenador.
 
Así pues, como explica Maria Antonia Casanovas, conservadora del Museu de Ceràmica, “tiene como objetivo mostrar cómo la cerámica se ha incorporado a un proceso de innovación y evolución constructiva sin precedentes”.
 
Villa Nurbs. Ceràmica i Arquitectura 
Del 19 de mayo al 30 de agosto de 2009 
 
Museu de Ceràmica 
Palau Reial de Pedralbes 
Avinguda Diagonal, 686 
08034 Barcelona 
T.  93 280 50 24 
F.  93 205 45 18 
 
Mesa redonda: “Cerámica y arquitectura en el siglo XXI” 
Martes, 19 de mayo a las 18’30 horas 
Participan Enric Ruiz-Geli, Frederic Amat y Toni Cumella

Deja un comentario