5 Razones por las que un Arquitecto no debe cobrar poco

Cuando un Arquitecto , o en general cualquier profesional liberal se plantea trabajar “solo frente al mundo” , sin vínculos que le aten o condicionen a los dictados de una empresa , son muchos los problemas que tiene que enfrentar , especialmente en el campo económico y sobre todo al bordear la línea de si está cobrando mucho o está cobrando poco por su trabajo como Arquitecto.

 
Eliminadas las referencias de honorarios de los colegios profesionales por Decreto Ley gracias a la Ley Omnibus , es cuando el Arquitecto , sobre todo el que comienza su andadura profesional , debe estar mas atento a lo que ocurre a su alrededor.
 
Se cae con frecuencia , tanto al inicio de las actividades , como en épocas de crisis , y aquí tenemos una inmensa para practicar …, en el tópico de cobrar menos y así conseguir mas clientes o en el peor de los casos conseguir alguno.
Nada mas lejos de lo conveniente. Se suele producir el efecto contrario “tirando” los precios y es fácil encontrarse con algunas de las siguientes situaciones, que no harán sino a corto y medio plazo , perjudicarnos.
 
Por eso estas 5 razones que expongo a continuación , deberían hacer pensar al Arquitecto sobre los precios de su trabajo
De lo contrario , si cobra poco solo por competir, conseguirá :
 
 
1 Clientes de baja calidad que no entenderán nada
Una empresa o cliente que no entiende la importancia de hacer las cosas bien en su vivienda, local o sede corporativa y solo le importa el precio a la baja ,no entenderá nunca nuestras razones técnicas o estéticas para justificar diseños , decisiones técnicas o estratégicas. Son clientes de baja calidad cegados por el precio. Eso nos dificultará el trabajo enormemente y perjudicará a la calidad del trabajo con toda seguridad. NO será valorado en cualquier caso.
 
2 Clientes absolutamente infieles que no repetirán
Un precio muy por debajo de competidores o mercado , atraerá a clientes ocasionales solo preocupados por el precio.No son nunca rentables , porque no practicarán el boca a boca sobre la excelencia de tu trabajo nunca y sobre todo , el segundo trabajo no existirá si encuentran a alguien que les oferta por 1 euro menos. Es lo que buscan.
 
3 Clientes que nos desgastarán mas de lo normal
Los problemas que da un cliente a un Arquitecto son indirectamente proporcionales al precio que le va a cobrar.
Es mi experiencia.Los clientes mas baratos y que menos pagan son los que exigen hasta el infinito y los que de verdad te harán arrepentirte de haber contratado con ellos.
  
4 Clientes que no se fiarán del todo de nosotros
Ante varias ofertas de honorarios de Arquitectos , cierto tipo de clientes , siempre descartan por derecho la oferta mas baja. Esto suele ser porque presuponen que el menor precio significa menor calidad en el trabajo y la necesidad del Arquitecto por conseguir el trabajo al precio que sea. A los buenos no les falta el trabajo, piensan ellos…
 
5 Arquitectos insatisfechos con sus clientes. Nos cerramos puertas
Aquí nos fijamos del lado del Arquitecto. Uno de nuestros mejores medios de propaganda y de obtención de encargos , es el boca a boca. Pero muchas veces , Clientes satisfechos pueden significar Arquitectos insatisfechos. 
Cómo conseguiremos subir los precios en el segundo o siguientes encargos?
Como podremos cobrar a precios mas razonables a alguien que nos ha encontrado por medio de otro cliente satisfecho de lo “baratisimos” que éramos ? , etc…
Esta situación , terminará por hacernos una imágen de Arquitecto barato y será dificil de rectificar en el futuro.
 
Como vemos , mas que razones estrictamente materiales , tienen que ver con las implicaciones emocionales que tiene la relación Arquitecto-Cliente.
 
Para terminar este artículo , una anécdota rápida :
Hace poco un cliente , me calentaba la cabeza durante mas de media hora sin descanso acerca de la malísima mala suerte que tenía de que el Ayuntamiento de su población le hubiera “exigido” cumplir la Ley y fueran necesarios los servicios de un arquitecto para “solamente” aportar un papel que el mismo podría escribir ( proyecto de apertura de un local de uso público …?¿?).
Hace falta desfachatez para confesarle eso al Arquitecto que minutos después vas a contratar , pero esto funciona así…
Así desde el minuto cero hasta el 30 que tocaba ya, por aburrido de la situación, lo de firmar el contrato y ponerse a trabajar.
Esto último por fin ocurrió, en el minuto 31, cuando le dije a mi cliente : 
Este papel sería evitable, contratar a un Arquitecto lo mismo e incluso el Ayuntamiento podría “apiadarse de ti” y no exigirte el famoso papel haciendo la vista gorda.
Pero de la misma forma en ese caso, ni el técnico municipal, ni yo mismo ni mis compañeros, entraríamos nunca en tu establecimiento, porque es totalmente evitable.Todos tenemos cafetera en casa.
Es el vive y deja vivir.Tan sencillo como eso.
 
A dia de hoy el local se llena , y el “papel” está mas que amortizado.
Ah! , y yo para tomar un café , no tengo mas que aparecer por la puerta. Ni pedirlo.
 
tema  :  Nos permitimos recomendarte al hilo de este artículo, revisar la mini-serie que publicamos recientemente en este blog, sobre 5 Errores que no debería cometer un arquitecto.
 
 

Deja un comentario